Blogia
Las despec_hadas

como note que me marido me era infiel

Empezó por el desinterés, siguió con disputas económicas y salidas frecuentes. Era fácil darse cuenta pero me negaba a aceptar lo evidente: estaba con otra y abandonaba la casa.

Los viernes se convirtieron en días de “juntas” que lo ocupaban hasta altas horas de la noche; incrementaba sus salidas fuera de la ciudad debido a “seminarios”, “cursos”, etcétera; y tenía “llamadas de emergencia” de su trabajo que lo hacen salir de casa.

Escondía el estado de cuenta del banco, me recriminaba que gastaba demasiado, se enojaba cuando le pedía la cantidad correspondiente a los pagos habituales (colegios, teléfono, etcétera), insistía en que había que reducir gastos; amenazaba con quitarme la tarjeta de crédito.

Yo ya no le preocupaba, cómo me sentía, qué pensaba, por qué hice tal o cual cosa. Tampoco compartía conmigo su tiempo libre; la frecuencia y calidad de las relaciones sexuales disminuyeron notoriamente, y los pocos momentos de intimidad parecían reducirse a una mera descarga de tensión.

La convivencia en el hogar se volvió monótona y aburrida, en ocasiones tensa -los gritos y el mal humor predominaban-. Cuando se encontraba en casa, no participaba del entusiasmo de los demás, ni de sus actividades (tareas, juegos, sobremesa). Estaba su cuerpo pero no su mente.

Lo peor es que me recriminaba supuestas infidelidades, el muy ...

Cuando ya lo sabía todo el mundo me enteré yo.  Ni siquiera los hijos le sujetaron, se fue y desde entonces sólo hablo con su abogado. Ni siquiera ahora puedo aceptar lo que ha pasado. 

 http://www.masmasculino.com/salud-cosmetica-masculina/INFIDELIDAD-MASCULINA.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres